Deudores hipotecarios VS el seguro de vida

Las dificultades y desorientación de los solicitantes de créditos hipotecarios con respecto a los seguros de vida han generado diversas inquietudes y declaraciones a favor y en contra, luego de la publicación de la semana pasada en la que se denuncian algunos “macos” en torno a estos sistemas de protección..


Roberto Gómez, ejecutivo de ProSeguros y experto en materia de seguros de vida, salud y pensiones, explicó que para que una persona tenga un seguro de vida en un préstamo hipotecario debe existir lo que se define como “interés asegurable”. El seguro debe cubrir una necesidad específica.

“En el caso de un préstamo hipotecario, el interés asegurable está representado por la suma que, en calidad de préstamo, toma el deudor en la institución financiera correspondiente”, dijo Gómez.

Explica que el objetivo es que en caso de fallecimiento de uno de los prestatarios asegurados, el saldo pendiente sea cubierto por el seguro, evitándose que la institución financiera tenga que proceder a ejecutar la hipoteca y por ende dejar sin vivienda a los herederos del fallecido.

El interés asegurable es únicamente la suma que se adeuda al banco, la cual, producto de las amortizaciones mensuales de las cuotas, se va reduciendo en el tiempo. “En caso de muerte del deudor, poco tiempo después de suscribirse el préstamo, la suma a pagar por la aseguradora es muy parecida a la inicialmente asegurada. Si el fallecimiento ocurre años después, el saldo es naturalmente más pequeño y así sucesivamente”, expresa el experto.

Agrega que si se extingue el periodo del préstamo sin que ocurra el evento asegurado (fallecimiento), entonces no habrá pago. “Pero esto no implica que la aseguradora se ganó el dinero de las primas, pues otros asegurados sí morirán y por ende habrá que pagar”, agrega Gómez. Sin embargo, como todo negocio, las tasas de primas están calculadas previendo esas contingencias, más los recargos para gastos administrativos y algún margen de beneficios.

Dijo que las primas son calculadas tomando en cuenta que la suma asegurada original se va reduciendo en el tiempo hasta llegar a cero (si no fallece el deudor) al extinguirse el periodo del préstamo. Por eso el seguro termina en uno de cuatro momentos: A la muerte del deudor, al vencimiento del periodo original, a la cancelación del préstamo si ocurre antes del periodo en vista de que cesa el interés asegurable, y a falta de pago de la prima mensual correspondiente.

Aunque en algunos casos los bancos aceptan endosos de pólizas existentes, esta práctica no es la más conveniente para esas entidades debido a que no tienen el control de pago de las primas endosadas. Gómez dice que de manera frecuente han ocurrido decesos de deudores que tenían pólizas de vida endosadas y que no habían sido pagadas a la aseguradora. El resultado es que no se saldaba el pago de la reclamación y el banco tenía que proceder a ejecutar la hipoteca (que no es su razón de ser) y los familiares del difunto quedaban en la calle.

Para evitar esto es que los bancos tienen pólizas maestras donde incluyen a los deudores y ellos mismos pagan la prima, asegurándose de que la cobertura de seguros siempre esté vigente.

Gómez es responsable del área de seguros de personas de ProSeguros. Antes trabajó para la Compañía Nacional de Seguros durante 19 años, y en La Colonial ocho años.

El experto agrega que los ejecutivos bancarios y de asociaciones de ahorros y préstamos muchas veces no tienen la experiencia requerida y no pueden explicar con claridad la forma en que funcionan los seguros de vida, no sólo para créditos hipotecarios, sino para otros préstamos.

Un testimonio
A pesar de las explicaciones de Gómez, no faltan las quejas de personas que se sienten afectadas con lo seguros en sus préstamos. Varias personas expresaron sus inquietudes y entre ellas, el testimonio de Ulises Omar Ramírez es elocuente: “He leído su artículo (26-09-2008) muy atentamente. Recientemente recibí un préstamo hipotecario en una de las asociaciones del país. Cuando aperturamos la póliza de seguro me informaron de una cuota a pagar. Sin embargo, el siguiente mes fue aumentada en casi 500 pesos mensuales por el hecho de que tengo unas libras más de peso, según una tabla que el cliente desconoce y esto le aumenta los riesgos.

Lo que me resultó super ¥maco¥ es que no nos llamaron para realizar una evaluación física de mi estado de salud (creo que era lo prudente), o para avisar que el seguro subiría de costo. Por otro lado, mientras van pasando los años el costo de la póliza de seguro es mayor,  pero la cobertura es menor tal como usted cita en su artículo”.

About paramountproperties

Your Real Estate and Insurance Advisor...

Posted on 9 October, 2008, in What's New in DR? and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink. 2 Comments.

  1. Hola,
    Seguramente es la primera vez que he llegado el blog y tengo que decir
    que me esta gustando y seguramente vendre mas veces por los comentarios.
    😉

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: